estudios biblicos

ira

LECCION 1

DE LA IRA A LA MANSEDUMBRE

 

 

DEFINICIONES:

Enojo (orge): Tiende a ser una condición continua, muchas veces incluye venganza, puede ser prolongado.

Ira (thumos): Es una emoción agitada, incluye la idea de indignación, muchas veces lleva a la persona a estallidos súbitos de ira.

Aunque tienen sus diferencias, vamos a usar ira y enojo como sinónimos en este estudio.

La ira es la respuesta emocional al dolor, frustración, indignación por una injusticia. Es la emoción que más nos  mueve a la acción. Esta acción puede ser benigna o nociva según la causa de la ira. (Ejemplo: Reprender a una persona por el maltrato de su mascota (benigna), o cobrar venganza por una ofensa recibida (nociva).

La ira en sí no es pecaminosa. Es una emoción creada por Dios que refleja su rechazo al pecado y a la maldad. La ira justa y buena siempre está dirigida contra el pecado y lo que ofende a Dios. No es pecado sentir ira por causas justificables. (Véase Génesis 6:5-6, Marcos 3:4-5, Juan 2:15-16.)

Génesis 6:5-6. “Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón”.

Marcos 3:4-5. “Y les dijo: ¿Es lícito en los días de reposo hacer bien, o hacer mal, salvar la vida, o quitarla? Pero ellos callaban. Entonces, mirándolos alrededor con enojo (ira profunda), entristecido por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y la mano le fue restaurada sana”. (Nota: “Entristecido” indica Jesús sufría dolor profundo debido a que sus enemigos se estaban haciendo daño a sí mismos por su falta de compasión. Esto es el enojo del amor. Su raíz no está en la ofensa sufrida, sino en pesar por el sufrimiento que el ofensor está aumentando contra sí mismo por su pecado.)

Juan 2:13-16. “Estaba cerca la pascua de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén, y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado”.

La ira se vuelve pecaminosa cuando:

• Es descontrolada. Proverbios 29:11. (Esto incluye la gritería, el uso de palabras hirientes, y la violencia.) El necio da rienda suelta a toda su ira, mas el sabio al fin la sosiega.

• Es prolongada. Efesios 4:26-28. (Esto incluye la rebeldía, el rencor, y la búsqueda de venganza.) Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.

• Se dirige contra personas. Mateo 5:21-22. (La ira justa siempre está dirigida contra el problema, nunca contra la persona. Dios odia el pecado, pero ama al pecador. En su ira justa, Jesús tumbó las mesas de los cambistas, no a los cambistas. Mateo 21:12-13.)

Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás, y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoja contra su hermano, será culpable de juicio, y cualquiera que diga: “Necio” a su hermano (desprecio como persona), será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: “Fatuo” (desprecio del espíritu – “desgraciad”, “no eres digo de amor”) quedará expuesto al infierno de fuego.

• Se da por motivos egoístas. 1 Samuel 18:8-9. (Esto sucede cuando nos airamos porque no toman en cuenta nuestros gustos, nuestras preferencias, y nuestros derechos personales.) Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mi miles; no le falta más que el reino. Y desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David.

• Es habitual. Proverbios 22:24-25.

 

A.ETAPAS DE LA IRA

Así como el calor, la ira tiene varios grados.

Indignación. Cólera provocada por una aparente injusticia, a menudo se considera justificada. Lucas 13:14

Ira. Enojo ardiente que inspira deseos de venganza. Expresión externa violenta de cólera. Romanos 1:18

Furia. Cólera arrebatada que controla al individuo, y le hace perder el buen juicio y el sentido común. Hechos 5:33

Rabia. Furia violenta que ciega y destruye, incluye la perdida de dominio propio y locura temporal. Deuteronomio 19:4-6

 

B.      EL ABUSO DE LA IRA

ENOJO PROLONGADO: OLLA HIRVIENDO HEBREOS 12:15

IRA REPRIMIDA: OLLA A PRESION   PROVERBIOS 26:24

IRA PROVOCADA: LA MECHA CORTA  ECLESIASES 7:9

IRA EXPLOSIVA: VOLCAN AMENAZADOR   PROVERBIOS 29:22

 

C. LAS CONSECUENCIAS DE LA IRA DESCONTROLADA Y/O PROLONGADA.

1. Consecuencias físicas: dolor de cabeza, problemas gástricos, tensión alta, problemas cardiacos, dolores musculares, trastornos con relación al sueño, cansancio, algunas clases de artritis.

2. Consecuencias emocionales: estrés, depresión, pérdida de control.

3. Consecuencias sociales: aleja a los amigos y familiares, otros le tienen miedo al iracundo, trata de controlar a otros por la intimidación o por la venganza, sufre pérdidas económicas, siente culpa por lo que dice y hace estando airado. Termina aislado, amargado, y lleno de remordimiento.

4. Consecuencias espirituales: se siente lejos de Dios, justifica su pecado diciendo que “él es así”, se niega a buscar ayuda, se cree auto suficiente, no puede servir a Dios, tiende a ser arrogante y obstinado.

D. VICTORIA SOBRE LA IRA: RECONOCER EL PROBLEMA.

1. El iracundo tiene que dejar de justificar su ira y reconocer que es pecado. Proverbios 28:13. El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

(Ejemplo de las maletas de Adriana.)

2. El iracundo tiene que acudir a Cristo para recibir limpieza. 1 Juan 1:8-9. Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

3. El iracundo tiene que confesar humildemente su falta a las personas a quienes ha herido. (Ejemplo: el hijo pródigo. Confesó su pecado a Dios en la tierra lejana, pero no fue restaurado hasta confesar con su padre.)

E. VICTORIA SOBRE LA IRA: ENTREGAR LOS DERECHOS PERSONALES A DIOS.

(Cristo compró nuestros derechos: 1 Pedro 1:18-19. Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.

1 Corintios 6:20. Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

 

1. ¿Cuáles son los derechos personales? Son los gustos, las preferencias, y las propiedades que consideramos nuestros. Por ejemplo:

• El derecho de tener mi propia privacidad y espacio.

• El derecho de tener cosas bonitas.

• El derecho de hacer lo que quiero con mi tiempo libre.

• El derecho de decir lo que pienso.

• El derecho de ser apreciado y amado.

• El derecho de realizarme como persona.

• ____________________________________________________________________________

• ____________________________________________________________________________

2. Cuando otras personas no respetan nuestros derechos personales tenemos la tendencia de tratar de protegerlos.

Según nuestro temperamento:

• Nos llenamos de ira y atacamos a la persona que nos agravió.

• Nos llenamos de miedo y ansiedad, pensando que nos van a herir más.

• Nos llenamos de autocompasión, quejas, y descontento.

• Nos aislamos de otros para evitar que nos hieran.

• Nos llenamos de resentimiento, rencor, y pensamientos vengativos.

(Por lo general, cuando sentimos afán, resentimiento o ira, hay algún derecho personal que no hemos

entregado a Dios.)

3. Cuando Jesús murió en el Calvario nos compró cuerpo, alma, y espíritu. Compró todos nuestros derechos, de modo que ya no tenemos ninguno. Compró nuestro tiempo, nuestras habilidades, nuestro futuro, y nuestros bienes. Todo es de él. Cuando reconocemos esto y entregamos los derechos personales a él, descansamos. El toma control de nuestra vida, y él mismo protege nuestros derechos personales.

 

F. RESPUESTA A LA IRA

1)     Admite tu enojo. Observa cuando te enojas. Acepta tu responsabilidad cuando te enojas inapropiadamente. Proverbios 28:7

2)     Analiza tu forma de ser, si te enojas con frecuencia y como das rienda suelta a tu ira. Salmo 139:23,24

3)     Considera tus pensamientos. Pregúntate si esperas que otros se comporten como tu lo haces y si eres culpable de pensar mal. Proverbios 21:29

4)     Acepta tus necesidades. ¿usas tu enojo para  manipular a otros y exigir  cosas con el objeto de sentirte amado? ¿usas la ira explosiva para salirte con la tuya, tratando de recibir reconocimiento?  Filipenses 4:19

5)     Abandona tus exigencias. Di Señor aunque me gustaría sentirme amado por otros, yo se que tu me amas incondicionalmente, aunque me gustaría sentirme importante ante otros, se que soy importante para ti.  Jeremías 31:3  29:11

 

CAMBIA TUS ACTITUDES   FILIPENSES 2:2-8

 

·        NO PIENSE PRIMERO EN TI MISMO V.3

·        NO TE AFERRES A TU POSICION Y DERECHOS  V.6

·        BUSCA FORMAS DE SERVIR A OTROS  V.7

·        HABLA Y ACTUA CON HUMILDAD  V.8

·        ESTA DISPUESTO A MORIR A TUS DESEOS  V.8

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: